Cómo armar la chapa de una puerta

En ocasiones cuando las personas hablan de cómo armar la chapa de una puerta a lo que quieren hacer referencia es al proceso por medio del cual se puede actuar directamente en la chapa para arreglarla, en caso que se haya presentado un desperfecto o por alguna razón se la ha forzado hasta llegar al punto de provocar un daño.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:


Cómo armar la chapa de una puerta – Pasos para arreglarla

Se necesita

  • Aceite o grasa para máquina.
  • Un nivelador.
  • Destornilladores

Quitar y armar la chapa de una puerta (reinstalar)

  • Comienza por ubicar los tornillos por medio de los cuales se sujeta la perilla en su sitio. Normalmente están muy cerca de la base de la perilla en la zona interior de la puerta.
  • Retira los tornillos. Cuando los ejes son más cortos la perilla no va a interferir tanto con la manija de tu destornillador.
  • Tira desde ambos lados de la perilla de la puerta. Tendría que separarse sin problema si se retiraron los tornillos.
  • Tira un poco de la chapa de la puerta desde el agujero que hay en el borde. Poco a poco se va a ir moviendo en dirección perpendicular a la zona desde la que sacaste la perilla.
  • Comprueba que el mecanismo no tenga daños evidentes, partes que se han ido atascando o alguna clase de rotura. En el determinado caso que exista una rotura, cambia el equipo e instala uno nuevo siguiendo las instrucciones que se indiquen.
  • Se recomienda limpiar toda la suciedad de la zona y volver a cubrir toda la zona interior con una capa de aceite que sea fina.
  • Para terminar, desliza la cerradura de tu puerta e instala las perillas como es debido. Realiza unas cuantas pruebas a la chapa, tanto abierta como cerrada, para verificar que esté en orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *