Cómo armar un spa casero

Con el afán del día a día la posibilidad de dedicarse tiempo a uno mismo parece una gran utopía, sin embargo una vez tengas claro cómo armar un spa casero cualquier pequeño espacio que tengas será una buena ocasión para consentirte y embellecerte.

Cómo armar un spa casero

La idea más que nada es que puedas relajarte tal y como si estuvieras visitando un centro de estética y cuidado personal, por lo tanto  para armar un spa casero más que productos y toallas vas a necesitar de un ambiente tranquilo, música acorde y si lo deseas la compañía de un par de amigas.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:


Pasos para armar un spa casero

  • El lugar. La sala o cualquier habitación cómoda y espaciosa puede ser la indicada para llevar a cabo esta actividad, así que saca tus velas aromáticas, busca música relajante y selecciona muebles aptos al igual que recipientes y toallas.
  • Rostro. Organiza un baño de vapor que te ayude a abrir los poros y enseguida lleva a cabo una exfoliación. Si no cuentas con un exfoliante puedes acudir a recetas caseras como la mezcla de azúcar con miel.
  • Cabello. De acuerdo a tu tipo de cabello busca previamente una mascarilla que le ayude con sus necesidades específicas. Si deseas hidratarlo puedes ponerte un poco de aceite de oliva.
  • Manos y pies. También requieren de exfoliación y mucha hidratación, toallas calientes y mascarillas serán de gran ayuda.
  • Cuerpo. Organiza una ducha donde puedas alternar agua fría y agua caliente para estimular la circulación, exfolia tu cuerpo con una mezcla de avena, aceite de almendras y sal de mar.

Vídeo: Cómo armar un spa casero

Para más ideas e indicaciones sobre cómo armar un spa casero sugerimos darle un vistazo al siguiente material audiovisual.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *